© 2019 PSIQNAV - Doctor Javier Antonio de la Rosa     Diseño latte.com.mx

  • Doctoralia
  • Grey LinkedIn Icon
  • Psiqnav Facebook

Trastorno límite de la personalidad

Agenda tu cita
¿Tienes una pregunta?

¿Qué es?

El trastorno límite de la personalidad es una afección mental que se caracteriza por un patrón continuo de estados de ánimo, autoimagen y comportamientos inestables. Estos síntomas a menudo resultan en acciones impulsivas y problemas en las relaciones con otras personas. Una persona con el trastorno límite de la personalidad puede tener episodios de ira, depresión y ansiedad que pueden durar desde unas horas hasta varios días. Aunque los síntomas reconocibles generalmente aparecen durante la adolescencia o la adultez temprana, los primeros síntomas de la enfermedad pueden aparecer durante la infancia.

 

¿Cuáles son los síntomas? 

Las personas con el trastorno límite de la personalidad pueden tener cambios de estado de ánimo y mostrar incertidumbre sobre cómo se ven a sí mismos y su papel en el mundo. Como resultado, sus intereses y valores pueden cambiar rápidamente. Las personas con trastorno límite de la personalidad también tienden a ver las cosas de manera extrema, como si todo es bueno o todo es malo. Sus opiniones de otras personas también pueden cambiar rápidamente. Una persona a la que consideran un amigo un día puede ser considerada un enemigo o traidor al siguiente. Estos cambios en los sentimientos pueden llevar a relaciones intensas e inestables.

 

¿Cuáles son las señales y los síntomas?

Esfuerzos para evitar el abandono real o imaginario, como iniciar rápidamente relaciones íntimas (físicas o emocionales) o cortar la comunicación con alguien por miedo a ser abandonado

 

Un patrón de relaciones intensas e inestables con familiares, amigos y seres queridos, que en general cambia de la cercanía y amor extremos (idealización) a una aversión o ira extremas (devaluación)

 

Autoimagen o sentido de identidad distorsionados e inestables

Tratamiento

Primero, hable con su médico acerca de sus síntomas. Su médico debería examinarle y tomarle su historia clínica para asegurarse de que sus síntomas no sean causados por algún problema físico no relacionado. Es posible que su médico le recomiende que consulte con un especialista en salud mental, como un psiquiatra o un psicólogo.

 

Comportamientos impulsivos y con frecuencia arriesgados, como comprar a lo loco, tener sexo sin protección, abusar de sustancias, conducir de forma imprudente y darse atracones de comida. Tenga en cuenta: si estos comportamientos se dan principalmente en momentos de una energía o un estado de ánimo elevados, pueden indicar un trastorno del estado de ánimo, en lugar de un trastorno límite de la personalidad.

 

Comportamientos autodestructivos, como cortarse

 

Pensamientos recurrentes de comportamientos suicidas o de amenazar con suicidarse

 

Ánimos intensos y muy cambiables, con episodios que duran desde unas pocas horas hasta varios días

 

Sentimientos crónicos de vacío

 

Ira intensa e inapropiada o problemas para controlar la ira

 

Dificultad para confiar, que a veces va acompañada de miedo irracional a las intenciones de otras personas

 

Sentimientos de disociación, como sentirse distanciado de sí mismo, observarse desde fuera del propio cuerpo o perder contacto con la realidad

 

No todas las personas con el trastorno límite de la personalidad tienen todos los síntomas. Algunas personas tienen solo unos pocos síntomas, mientras que otras tienen muchos. Los síntomas pueden aparecer por acontecimientos aparentemente mundanos. Por ejemplo, las personas con el trastorno límite de la personalidad pueden enojarse y angustiarse por separaciones menores de personas que sienten cercanas, ya sea por viajes de negocios o cambio de planes. La gravedad y frecuencia de los síntomas y cuánto duran varían dependiendo de la persona y de su enfermedad en particular.

 

¿Cuáles son las causas?

Historia familiar. Las personas que tienen un familiar cercano (como un padre o hermano) con este trastorno pueden tener mayor riesgo de desarrollar el trastorno límite de la personalidad o características del trastorno (como la impulsividad y la agresividad).

 

Factores cerebrales. Los estudios demuestran que las personas con el trastorno límite de la personalidad pueden tener cambios estructurales y funcionales en el cerebro, especialmente en las áreas que controlan los impulsos y la regulación emocional. Pero no está claro si estos cambios fueron factores de riesgo para el trastorno o causados por el trastorno.

 

Factores medioambientales, culturales y sociales. Muchas personas con este trastorno informan que han tenido acontecimientos traumáticos durante la infancia, como maltrato, abandono o adversidad. Otras personas pueden haber sido expuestas a conflictos hostiles y relaciones inestables en las que se sintieron invalidadas.

 

Aunque estos factores pueden aumentar el riesgo de que una persona tenga un trastorno límite de la personalidad, no necesariamente significa que lo tendrá. De la misma manera, puede haber personas sin estos factores de riesgo que desarrollarán el trastorno límite de la personalidad en algún momento de su vida.

¿Cómo puedo saber si padezco el trastorno límite de la personalidad?

Un profesional de la salud mental con licencia y con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales (como un psiquiatra, psicólogo o trabajador social clínico) puede diagnosticar el trastorno límite de la personalidad basándose en una entrevista exhaustiva y una charla sobre los síntomas. Un examen médico completo y exhaustivo también puede ayudar a descartar otras posibles causas de los síntomas.

 

El profesional de la salud mental también le puede hacer preguntas sobre los síntomas y los antecedentes clínicos tanto del paciente como de la familia, incluyendo cualquier historial de enfermedades mentales. Esta información puede ayudar al profesional de la salud mental a decidir cuál es el mejor tratamiento.

 

Tratamiento

El trastorno límite de la personalidad históricamente se ha visto como un trastorno difícil de tratar. Sin embargo, con los tratamientos más recientes basados en la evidencia científica, muchas personas con este trastorno tienen menos síntomas o son menos graves, y tienen un mejor desempeño y una mejor calidad de vida. Es importante que los pacientes con el trastorno límite de la personalidad reciban tratamiento especializado con base científica por un profesional de la salud mental debidamente capacitado. Otros tipos de tratamiento, o tratamientos ofrecidos por un proveedor que no está debidamente capacitado, pueden no beneficiar al paciente.

 

Son muchos los factores que afectan el tiempo que tardan los síntomas en mejorar una vez que se comienza el tratamiento, por lo que es importante que las personas con este trastorno, así como sus seres queridos, sean pacientes y reciban el apoyo adecuado durante el tratamiento.

Se puede ofrecer de manera individual con un terapeuta o en una sesión de grupo. Las sesiones de grupo dirigidas por terapeutas pueden ayudar a enseñarle a las personas con este trastorno cómo interactuar con los demás y cómo expresarse de manera eficaz. Es importante que las personas que están en terapia se lleven bien con y confíen en su psicoterapia terapeuta. La naturaleza misma del trastorno límite de la personalidad puede dificultar que las personas con este trastorno formen un vínculo llevadero y de confianza con su terapeuta.

 

Dos ejemplos de psicoterapias usadas para tratar el trastorno límite de la personalidad incluyen la terapia dialéctica-conductual y la terapia cognitiva-conductual.

 

La terapia dialéctica-conductual, se enfoca en el concepto de estar plenamente consciente o de reconocer y estar atento a la situación y al estado emocional actual. Este tipo de terapia también enseña habilidades para controlar las emociones intensas, reducir los comportamientos autodestructivos y mejorar las relaciones.

 

 

La terapia cognitiva-conductual puede ayudar a las personas con el trastorno límite de la personalidad a identificar y cambiar las creencias fundamentales o los comportamientos que forman la base de la percepción equivocada que tienen de sí mismos y de otros, así como los problemas de la interacción con los demás. Este tipo de terapia puede ayudar a disminuir los síntomas de cambios de estado de ánimo y de ansiedad, así como reducir el número de comportamientos suicidas o de comportamientos autodestructivos.

 

Medicamentos. 

Por lo general, los medicamentos no se usan como el tratamiento principal para el trastorno límite de la personalidad ya que los beneficios no son claros. Sin embargo, en algunos casos, un psiquiatra puede recomendar medicamentos para tratar síntomas específicos, como cambios de estado de ánimo, depresión u otros trastornos mentales que pueden ocurrir con el trastorno límite de la personalidad. El tratamiento con medicamentos puede requerir la atención de más de un profesional médico.

 

Algunos medicamentos pueden causar diversos efectos secundarios en diferentes personas. Las personas con este trastorno deben hablar con su médico sobre qué esperar de un medicamento en particular.

 

Información para la familia.

Las familias de personas con el trastorno límite de la personalidad también pueden beneficiarse de la terapia. Tener un pariente con este trastorno puede ser estresante, y los familiares pueden, de manera no intencional, actuar en formas que podrían empeorar los síntomas de la persona con este trastorno.

 

Algunas terapias para el trastorno límite de la personalidad incluyen a los familiares en las sesiones del tratamiento. Estas sesiones ayudan a las familias a desarrollar habilidades para comprender mejor y apoyar al miembro de la familia con el trastorno límite de la personalidad. Otras terapias se enfocan en las necesidades de los familiares para ayudarlos a comprender los obstáculos y las estrategias para cuidar a alguien con este trastorno.

 

Fuente: National Institute of Mental Health: SQF 17-4928

  • Gris LinkedIn Icon
  • doctoralia